Algo habrá hecho para que no le inviten…

Los cumpleaños son muy especiales para los peques, ¡bueno y que digo…! para las mamis y los papis ¡también! Vamos todo un acontecimiento en el que se sienten súper especiales, el centro de atención y un día en el que comparten tiempo inédito con su familia y compis de clase. La ilusión y euforia rebosa por todas partes previamente “¿qué me regalarán?, ¡jugaremos toda la tarde en el parque de bolas! y ¡¿a quién invito?!”

“¡¿A quién invito?!”. Sí, me repito como el ajo, pero es en esta cuestión donde vamos a centrarnos hoy. Una decisión que de normal tienen los peques, por supuesto, pero por la que, en ocasiones, más que emociones tan positivas como las que hablábamos antes, lo que genera son emociones muy desagradables.

Lo sé esto no ocurre siempre… pero sí bastante a menudo. ¿Qué pasa con el niño que sistemáticamente no invitan a ningún cumple? ¿cómo crees que se siente? ¿esa no invitación tiene alguna repercusión?

Veamos primero lo que ocurre internamente en ese niño no invitado y en las emociones que genera y perpetúa esta situación:

  • Su autoestima y confianza en sí mismo se daña.
  • Se etiqueta: se siente diferente del resto, en condiciones de inferioridad. Esto genera un aislamiento y perpetúa la mala conducta “total ya soy el malo de la clase”.
  • Un estado de ansiedad y frustración permanente que a su vez generan una profunda tristeza, decepción e impotencia e ira.

 

¡Vaya! La cosa no pinta muy bien… y más cuando, como ya sabes, en la infancia se asientan muchas de las características de la personalidad y las habilidades con las que enfrentaremos las dificultades que nos platea la vida… Así que SI, esa no invitación tiene repercusiones devastadoras para ese pequeñajo, que menos mal no es el tuyo. Es más, quiero que imagines que esto te pasa a ti en tu trabajo ¿no te resultaría difícil encajar que eres a la única de la oficina o del turno que no invitan a tomar algo?

¿Que por qué puede ser así un niño? Pues hay muchos factores psicosociales que pueden explicar esto, ya que una persona es en parte genética y en parte contexto, situación y vivencias personales.

¿Se te ocurre algo para evitar este tipo de situaciones ya seas la mami del nene que no invitan o la del niño que decide no hacerlo? Mientras lo piensas te propongo algunas:

  • Empatiza y escucha más: lo primero que debemos intentar es entender por qué un niño se comporta así. La única manera que tienen los niños de decir y demostrar que no se sienten bien por algo es a través de su mal comportamiento. Llámalo señal de humo.
  • La capacidad de hacer amigos se aprende. Si es una de las habilidades de las que carece ayúdale a potenciarla. Anímalo a que quede en el parque con alguien, que vaya a casa a jugar, que le invite a merendar, que proponga una salida al cine, etc.
  • Haba con tu peque sobre lo difícil que es relacionarse con otros y cuéntale cuáles son tus mejores estrategias para hacerlas. Igual así se anima a practicarlas.
  • Refuérzale con halagos cuando haga una conducta positiva hacia otro y cuando sepa comportarse adecuadamente. Recuérdale lo bien que se ha sentido así.
  • No te quedes con tus argumentos o excusas: “Algo habrá hecho para que eso pase, se lo habrá buscado”, “Cada niño es libre de invitar a quien quiere, yo no puedo obligar a mi hijo a que invite a nadie”, “Es que ese niño es un poco raro” o “le hemos dado ya muchas oportunidades”.

En definitiva, y como no es solo una la causa, seamos solidarios, responsables y empáticos con el niño que puede estar viviendo esta situación, y que sufre muchas veces en silencio.

¡Venga, vamos, que sí que puedes hacer algo!

 

En colaboración con Patricia de @soytupsicologia

 

 

 

Fotos:

<a href=”https://www.freepik.es/fotos/cumpleanos”>Foto de Cumpleaños creado por freepik – www.freepik.es</a>

<a href=”https://www.freepik.es/fotos/ninos”>Foto de Niños creado por freepik – www.freepik.es</a>

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Hola soy Elisa Lizeth apasionada por entender cada día más el mundo infantil para ayudar a los papis con esta dura pero maravillosa labor

Una respuesta

  1. Un tema muy interesante y muy bien explicado!!!
    Queda claro que todos podemos hacer algo y no dar por hecho que lo sabemos todo. Al final cosas insignificantes para lo padres, son para ellos situaciones de mucho impacto emocional.
    Gracias Eliza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *